sábado, 5 de marzo de 2016

¿Por qué la Reválida?

Antecedentes
La presentación de este Marco General para la evaluación final de Educación Primaria, tiene su origen en el Grupo de Trabajo de Evaluación e Información Educativa, foro formado por técnicos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD) y de las comunidades autónomas (CCAA), donde el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE) invitó a todas las administraciones educativas a participar, colaborar y realizar contribuciones para la elaboración de este documento. Esta colaboración se fundamenta en lo dispuesto para la evaluación final de Educación Primaria en el artículo 21 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación (LOE), modificada por la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre (LOMCE), según la cual el Gobierno, previa consulta a las comunidades autónomas, establecerá los criterios de evaluación y las características generales de las pruebas para el sistema educativo español, con el fin de asegurar unos criterios y características de evaluación comunes a todo el territorio. En relación con la evaluación externa final de Educación Primaria hay antecedentes en España. La primera evaluación de este tipo se inició con la puesta en marcha del Instituto Nacional de Calidad y Evaluación (INCE), antecedente del actual INEE, y se enmarcó dentro de la evaluación general del sistema educativo, desarrollándose a lo largo del curso 1994-95. Posteriormente se continuó realizando esta evaluación, con una periodicidad cuatrienal, en los cursos 1998-99, 2002-03 y 2006-07. Aunque la evaluación individualizada de los alumnos y alumnas de sexto curso de Educación Primaria que propone la Ley tiene un carácter diferente, pues las anteriormente mencionadas eran muestrales y la evaluación que nos ocupa es censal, hay que tener en cuenta las referencias que se han producido a lo largo de este tiempo por la información y conocimientos que proporcionan. También hay que valorar la experiencia de España y de las comunidades autónomas a raíz de su participación en el ámbito de las evaluaciones internacionales, tanto en los estudios PISA (Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes), PIAAC (Programa Internacional para la Evaluación de las competencias de la población adulta) y TALIS (Estudio internacional de la enseñanza y el aprendizaje), de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), como en los estudios TIMSS (Estudio Internacional de Tendencias en Matemáticas y Ciencias) y PIRLS (Estudio Internacional de Progreso en Comprensión Lectora), de la Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo (IEA, por sus siglas en inglés), y en el Estudio Europeo de Comunicación Lingüística (EECL), de la Unión Europea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿QUÉ TE PARECE?

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.